Nuestros pilares

Formación Integral

Educar de manera integral es atender a todas las dimensiones de la persona, desarrollando su formación intelectual, cultural, crecimiento espiritual y madurez emocional; alentando la participación solidaria y el esfuerzo deportivo en cada una de las etapas de su vida escolar.

Promovemos la creatividad, el aprendizaje de los idiomas, el uso de la tecnología como herramientas en el proceso de enseñanza y de aprendizaje. Además, dentro de esta formación académica las experiencias de viajes internacionales en el ámbito académico, cultural, tecnológico y de idiomas permiten a los alumnos abrir su mente y conocer otras culturas.

Prof. Milton Eduardo Salazar Gallardo

Director (e)

Acompañamiento personalizado

El acompañamiento es uno de nuestros pilares fundamentales y se traslada al soporte oportuno de los alumnos y sus familias.

Atendemos de manera integral las necesidades de nuestros alumnos, lo que nos permite identificar sus capacidades, talentos y dificultades por mejorar para desarrollarlas a lo largo de su educación escolar de la mano con la familia.

Educando con la familia

Creemos que fomentando la participación de la familia creamos un entorno afectivo, cálido y seguro que convierte el aprendizaje en una experiencia enriquecedora y hace que los niños puedan sentirse queridos y confiados como en casa.

Trabajar en conjunto familia y colegio permite que el desarrollo integral de los alumnos se realice de una manera más sólida y completa.

Los padres son los principales educadores y como colegio queremos acompañarlos en este proceso.fortalecen en los alumnos diversas habilidades intra e interpersonales como el conocimiento de sí mismos, la capacidad de contemplar, la mirada profunda de la realidad, la libertad para comunicar sus sentimientos y emociones, la empatía, el trabajo en equipo y la capacidad de entrega y servicio a los demás.

Prof. Milton Eduardo Salazar Gallardo

Director (e)

Integración Abeteana

Nuestro Colegio plantea un modelo de educación diferenciada que permite reconocer y valorar las diferencias y ritmos de crecimiento, madurez y aproximación de chicos y chicas, en beneficio del desarrollo de los procesos de enseñanza y del aprendizaje.

Además, les ofrecemos espacios de co educación, donde chicos y chicas comparten proyectos académicos y solidarios, actividades deportivas, culturales, y experiencias educativas internacionales que les permite afianzar sus lazos de amistad e integración.